En el marco de una asamblea virtual de la Red Interuniversitaria de Derechos Humanos (RIDDHH) que contó con la presencia del secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, el equipo de trabajo del Museo Sitio de Memoria ESMA, encabezado por su directora ejecutiva Alejandra Naftal, presentó la postulación del Museo a la Lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Por unanimidad, integrantes de medio centenar de universidades nacionales aprobaron una declaración de apoyo a la candidatura por entender que contribuye a “dar visibilidad internacional a los crímenes de lesa humanidad cometidos por la dictadura cívico militar y al proceso de justicia ejemplar logrado en democracia gracias a la lucha encabezada por los organismos de derechos humanos”.

La presentación se dio en el marco de la firma de un convenio de cooperación entre la RIDDHH -parte del Consejo Interuniversitario Nacional- y la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación. Al respecto, Pietragalla Corti expresó la importancia del apoyo de la red a la postulación ante la UNESCO y destacó: “Que la Argentina pueda ser un punto focal dentro de esa lista significa un reconocimiento a un recorrido que generó mucha frustración pero también mucha victoria, porque el proceso de Memoria, Verdad y Justicia sigue generando cambios transversales en nuestra sociedad”.

En línea con esa perspectiva, Naftal sostuvo que “lograr la candidatura pondría n a una etapa pero daría inicio a una mucho más importante que es la de fortalecer el compromiso que tomamos ante el mundo con la Memoria”. “Necesitamos el compromiso del Estado en todas sus dimensiones y por eso el apoyo de la Red es fundamental para que podamos visibilizar nuestra historia y nuestra democracia”, dijo la directora ejecutiva.
Para completar la presentación, Mauricio Cohen Salama, Coordinador General del Plan de Trabajo para la candidatura, contó que la misma “propone otorgar visibilidad internacional a dos valores universales excepcionales para la Argentina, que son el terrorismo de Estado basado en la desaparición forzada de personas y el consenso social como medio para lograr Justicia”. Luego, Mayki Gorosito, Coordinadora de Cooperación Internacional, expresó que la postulación “es importante para la construcción de ciudadanía a nivel internacional” y que “la Argentina tiene la responsabilidad de compartir y hacer visible esta memoria histórica que es suya pero también de América Latina toda”.

Para cerrar, el Rector Coordinador de la RIDDHH, Franco Bartolacci, destacó que “las universidades nacionales tienen el rol de acompañar las problemáticas de la sociedad” y en ese sentido se manifestó “a disposición de contribuir en la candidatura y en la búsqueda de consensos para apoyarla”. La coordinadora ejecutiva, María del Rosario Badano, coincidió en la necesaria articulación al destacar que “en el Museo se producen conocimiento, acciones e ideas”. Por su parte, Paula Contino, secretaria de Derechos Humanos de la Universidad Nacional de Rosario, dijo que “la candidatura es un orgullo nacional que va a quedar en la historia”. “Confiamos en poder conseguir el lugar para ingresar a la Lista del Patrimonio Mundial y que la memoria argentina sea también una memoria global”, señaló.