En octubre de 2015, transcurridos pocos meses desde la inauguración del Museo, un equipo de trabajo convocado por la directora de la institución Alejandra Naftal hizo un examen crítico y comparativo de las pautas provistas por Unesco para la nominación de bienes a la Lista del Patrimonio Mundial de ese organismo. Como resultado de esa primera aproximación, el equipo convocado redactó una propuesta, que fue elevada a la Secretaría de Derechos Humanos y al Ministerio de Justicia, con el propósito de presentar al Museo Sitio de Memoria ESMA – Ex Centro Clandestino de Detención, Tortura y Exterminio para integrar la Lista Tentativa del Comité de Patrimonio Mundial, paso previo para la elaboración de un expediente de nominación.

El trámite para integrar la Lista Tentativa fue retomado y completado por las autoridades nombradas en diciembre de 2015, quienes al provenir de una alianza de oposición al gobierno anterior dieron a la iniciativa el carácter de política de Estado. En la actualidad, está en ejecución un Plan de Trabajo con el propósito de completar los requisitos técnicos, sociales, diplomáticos y políticos para lograr la nominación. Como exponente de todos los Sitios de Memoria de Argentina y del Espacio Memoria y Derechos Humanos (ex ESMA), la postulación del Museo Sitio de Memoria ESMA a la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco busca dar visibilidad internacional a los crímenes de lesa humanidad cometidos por la dictadura cívico-militar que gobernó la Argentina entre 1976 y 1983, y al proceso de justicia ejemplar logrado por nuestra democracia gracias a la lucha encabezada por los organismos de Derechos Humanos.