El Museo Sitio de Memoria ESMA es monumento histórico nacional, evidencia del terrorismo de Estado y prueba judicial en las causas por crímenes de lesa humanidad en Argentina.

Ubicado sobre una de las principales vías de acceso a la ciudad de Buenos Aires, el edificio del Casino de Oficiales fue el núcleo represivo del centro clandestino de detención, tortura y exterminio. Entre 1976 y 1983 este edificio tuvo una doble función, era el lugar de esparcimiento y descanso de las altas jerarquías de la Armada al mismo tiempo que lugar de reclusión de los detenidos desaparecidos.

La conservación del Casino de Oficiales es el resultado de la lucha de los Organismos de Derechos Humanos durante más de 40 años. Al comienzo, fueron ellos quienes denunciaron su funcionamiento ante el mundo y más tarde impulsaron todo tipo de acciones para preservarlo.

El 19 de mayo de 2015, tras años de debates y consensos, se inauguró el Museo Sitio de Memoria ESMA con una intervención museográfica permanente. Dada su condición de prueba judicial, la intervención no alteró la estructura del edificio. El guión del Museo está basado en los testimonios que los sobrevivientes brindaron en el Juicio a las Juntas de 1985 y en los juicios de lesa humanidad reiniciados a partir de 2004.

Hoy el lugar es un espacio de denuncia del terrorismo de Estado y transmisión de la memoria. Su misión es contribuir a conocer, vivenciar y comprender las violaciones a los derechos humanos cometidas por el Estado argentino, propiciando un diálogo intra e intergeneracional en el presente y hacia el futuro.

El Museo conforma la lista tentativa de Patrimonio de la Humanidad de Unesco.