CONSERVACIÓN

EL PATRIMONIO DE UN SITIO DE MEMORIA

En Argentina, a partir de diversas investigaciones sobre las violaciones a los Derechos Humanos cometidas durante la última dictadura cívico-militar (1976-1983), se identificaron más de 700 Centros Clandestinos de Detención. A partir de este reconocimiento, comenzaron a constituirse en más de 40 locaciones consideradas relevantes a lo largo del país, Espacios para la Memoria que se pueden visitar.

El Museo Sitio de Memoria ESMA es uno de estos Espacios vinculados al terrorismo de Estado que, desafectados de su uso militar o policial, fueron reconvertidos en espacios para la promoción y defensa de los Derechos Humanos. Allí se llevan adelante de modo permanente actividades pedagógicas, de investigación y culturales, centradas en la transmisión de la Memoria. También constituyen un aporte para las causas por delitos de lesa humanidad.

MUSEO SITIO DE MEMORIA ESMA

El edificio donde funciona el Museo Sitio de Memoria ESMA es prueba judicial de los delitos cometidos en el Centro Clandestino de la ESMA. Teniendo en cuenta esto, el concepto de musealización aplicado fue el de reversibilidad de la muestra permanente y mínima intervención. Además, el sitio histórico se completa con los testimonios de las personas sobrevivientes del Centro Clandestino de la ESMA, que fueron validados en juicios con sentencia firme.

Desde el punto de vista de la conservación, esto implica preservar la prueba judicial, junto con la necesidad de hacer comprensibles para las y los visitantes las diversas temporalidades presentes en la materialidad del edificio.

Debido a la importancia otorgada a la conservación de los estratos histórico-constructivos presentes en el edificio, y a su valor como soporte material de los testimonios en los juicios por los crímenes aquí cometidos, no se consideran patologías o desajustes los aspectos estéticos relativos al desgaste y/o faltantes de los revestimientos y acabados interiores. Por el mismo motivo, tampoco se tienen en cuenta para su reparación  patologías o desajustes relativos a la obsolescencia funcional y/o faltante de componentes en las instalaciones que se encuentran fuera de servicio y que no afectan al uso actual como Museo Sitio de Memoria.

CRITERIOS

Son cuatro los factores principales que determinan los criterios de conservación del edificio:

  • La decisión de exponer y conservar el edificio tal como fue encontrado en 2004, tras su desalojo por parte de la Armada. Esto implica conservar todos los estratos históricos presentes en el bien, los cuales dejaron su huella a través del tiempo y muestran a las y los visitantes diferentes períodos de uso y fases constructivas.
  • La antigüedad constructiva del edificio, que determina las deficiencias existentes y las necesidades de mantenimiento.
  • El estatus de prueba judicial que tiene el edificio está ligado a la intangibilidad y a la obligación de solicitar la autorización del juez a cargo para añadir o retirar materiales.
  • El proyecto de musealización 2014-2015, cuyo objetivo es respetar la intangibilidad, mediante la reversibilidad de la intervención y permitir y alentar la lectura de las diversas temporalidades presentes en el bien por sobre su integración estética o su repristinación.