Buscan que la ESMA sea nombrada Patrimonio Mundial

En el edificio del Casino de Oficiales, donde hoy está el Museo de la ESMA, funcionó un Centro Clandestino de Detención, Tortura y Exterminio. Según datos de organismos de Derechos Humanos, durante la última dictadura en ese sitio hubo “cerca de 5000 detenidos-desaparecidos, que en su mayoría fueron arrojados vivos al mar”.

El Museo Sitio de Memoria ESMA está cumpliendo con la agenda de Unesco para avanzar en una declaración definitiva del espacio como parte del Patrimonio Mundial, más conocido como el Patrimonio del Nunca Más, cuya lista tentativa ya integra. No es tarea sencilla integrar una nómina tan acotada a nivel mundial, informa Clarín.

La primera en abrir la Lista de Patrimonio Mundial o Patrimonio del Nunca Más fue la Isla de Gorée, en 1978, como testimonio del desgarrador tráfico de esclavos que, una de las grandes tragedias de la humanidad. En 2017 la Unesco aceptó incluir, junto con Gorée, el Muelle de Valongo, en Río de Janeiro, era el punto de llegada de los esclavos procedentes de África. Así quedó demarcada la llamada “ruta del esclavo”.

En 1979, la lista se amplió con la inclusión del campo de concentración nazi de Auschwitz-Birkenau. Genbaku Dome (Memorial de la Paz), en Hiroshima, ocupó la tercera declaración de Patrimonio Mundial en 1996. En 1999 fue el turno de Robben Island, la isla donde Nelson Mandela fue el prisionero 466/64 durante diecisiete años. El espacio ingresó a la Lista de Patrimonio Mundial con un consenso indiscutido. Y en 2005 la nómina creció con la incorporación del Barrio del Puente Viejo, en el centro histórico de Mostar, Bosnia Herzegovina, uno de los tres países que resultó de la guerra de los Balcanes. Destruido en 1993, que fue reconstruido tal y como era en 2004.

A esa lista aspira entrar el Museo de la ESMA y para ello ha constituido un comité que está concluyendo la parte técnica de la propuesta y avanza sobre las acciones que vinculen al sitio con la comunidad en su sentido más amplio. En diálogo con Clarín, la directora del Museo ESMA, Alejandra Naftal, contó detalles de las actividades que, en el marco del Plan de Trabajo Unesco, se desarrollan para sensibilizar y concientizar a la sociedad.

En noviembre, la Red de Mercociudades, de la que forma parte la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, dio un apoyo concreto a la postulación. Fueron 349 ciudades de Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay, Venezuela, Chile, Bolivia, Ecuador, Perú y Colombia. La declaración puso de relieve que “la paz es un valor que sostiene el desarrollo de las naciones, de las ciudades y de los territorios donde se arraiga la convivencia y el diálogo social”.

Naftal subraya que la Unesco acuñó el término “turismo ético” para espacios donde han acontecido graves hechos contra los Derechos Humanos. “Es un tema muy delicado pero inevitable, y tiene que ver con la identidad de cada país”, comenta la directora.

Este año, el Museo se propuso debatir el tema de los públicos en los sitios de memoria. “Creemos que el turismo ético tiene un efecto, pero nosotros tenemos que discutir qué significa eso para nuestra identidad y qué tipo de audiencias acuden, qué diversidad de visitantes vienen”, reflexiona Naftal.

El Museo de la ESMA, cuenta Naftal, está cumpliendo con las recomendaciones de la Unesco tendientes a agilizar el trámite que la pase de la lista tentativa a la definitiva. Señala que el expediente técnico está listo: la historia del lugar, los planos y la gestión de lo que será un sitio protegido por Unesco. La declaración de un sitio de memoria como parte del Patrimonio Mundial obliga al Museo a un compromiso: demostrar que se compromete con la conservación de las instalaciones donde se ubica el espacio por incluir en la Lista Mundial.

El compromiso de Naftal es que la comunidad se vincule con el sitio de memoria. “Es una tarea pendiente para nosotros lograr que este sitio entre en un circuito turístico, donde el público también vaya a visitar La Boca, coma un asado en el campo y también venga acá. Que un lugar como este sea declarado Patrimonio Mundial es un reconocimiento del Estado argentino de que en la ESMA se torturó y se mató gente”, señala la directora.

El 9 de diciembre de 2015 el Gobierno argentino elevó a la Conaplu (Comisión Nacional Argentina de Cooperación con la Unesco) la postulación de la ESMA como sitio de memoria. En 2016 la Conaplu envió esa propuesta al embajador argentino en Unesco, París. Y allí el espacio ingresó a la lista tentativa para Patrimonio Mundial. En esa oportunidad, el Museo de la ESMA presentó un proyecto de trabajo. El año próximo, el expediente técnico podría ingresar a Unesco.

Link: https://www.nueva-ciudad.com.ar/notas/201912/42548-buscan-que-la-esma-sea-nombrada-patrimonio-mundial.html

Pasos para que la ESMA se vuelva Patrimonio Mundial

En el edificio del Casino de Oficiales, donde hoy está el Museo de la ESMA, funcionó un Centro Clandestino de Detención, Tortura y Exterminio. Según datos de organismos de Derechos Humanos, durante la última dictadura en ese sitio hubo “cerca de 5000 detenidos-desaparecidos, que en su mayoría fueron arrojados vivos al mar”. Recorrer el Museo, […]

“La postulación es continuidad de la lucha del pueblo argentino”

En diálogo con Alejandro Bercovich y Noelia Barral Grigera para su programa en Radio Con Vos, la directora del Museo Sitio de Memoria Ex ESMA, Alejandra Naftal, se refirió al plan de trabajo de la candidatura del Museo a la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco. “Que el Museo Sitio de Memoria ESMA logre […]

Avanza el proyecto de que el Museo de la ex ESMA sea patrimonio mundial

Por Alejandra Naftal

El 9 de diciembre de 2015 el Estado argentino presentó ante la Unesco un pedido para que el Museo Sitio de Memoria ESMA integrara la lista tentativa para su programa de patrimonio mundial. Al año siguiente, la propuesta fue aceptada y comenzó un largo camino de trabajo en torno al expediente para presentar en la candidatura, que se potenció en 2018 cuando el Ministerio de Justicia otorgó los recursos para conformar un equipo técnico y transdisciplinar, tal como recomienda Unesco. Desde entonces estamos trabajando mucho e intentando terminar este año con un primer corpus documental de todas las investigaciones que hicimos, y con importantes acciones públicas que ponen en debate el tema en la sociedad.

El Museo se inauguró en mayo de 2015 durante la gestión de Cristina Fernández de Kirchner. Cuando llegó el entonces nuevo gobierno, tanto la dirección ejecutiva como todos los trabajadores y trabajadoras fuimos confirmados y durante estos cuatro años nos dedicamos a recorrer el camino de toda institución nueva. El primer año fue conocernos, el segundo instalarnos, el tercero fortalecernos institucionalmente tanto nacional como internacionalmente y el cuarto, que estamos terminando, hemos crecido enormemente en cantidad de visitas y en conocimiento, lo que nos da un plus para presentarnos a este programa de Unesco.

La idea de pertenecer a la lista de patrimonio mundial implica, para el Museo, poder visibilizar en el mundo lo que fue el terrorismo de Estado en la Argentina. Cuando lugares así entran a esa lista adquieren una visibilidad internacional y contribuyen a hacer conocida su historia y la de sus países. También hay otro objetivo, que es el de salvaguardar este espacio de cualquier tipo de intenciones de derribarlos, desprotegerlos o cambiarlos. Porque si bien en la Argentina son mínimos los sectores negacionistas, estas batallas nunca están ganadas. La historia tiene siempre heridas abiertas.

Es importante destacar que no son los gobiernos los que impulsan las candidaturas, sino los Estados. Esto tiene relevancia porque permite que las postulaciones tengan continuidad en el tiempo y que no dependan de los cambios de administración y de los vaivenes políticos que se puedan dar. Por otro lado, la alternancia de gobiernos a su vez favorece la presentación, porque eso habla de que en el país hay políticas de Estado que van más allá de quien esté en el poder. En ese sentido, el rol del Estado es fundamental en todo el proceso de nominación. Tiene que ser activo, no solo en lo económico –dando los recursos para desarrollar las distintas tareas necesarias– sino también en lo político y diplomático.

Versión equilibrada.

El plan de trabajo es un proceso largo, larguísimo. Unesco les pide a quienes presentan este tipo de candidaturas observar todas sus recomendaciones, tanto desde los aspectos técnicos como de los políticos y diplomáticos. Entre las numerosas consideraciones a tener en cuenta están las vinculadas a ofrecer una versión equilibrada y veraz de los hechos históricos, y la comprobación de que el bien cultural propuesto no solo sea un testimonio relevante para el país o la región sino que además tenga un valor universal excepcional.

La ESMA es uno de los 700 lugares de detención ilegal que hubo en la Argentina, pero es un lugar icónico que tiene de diferencial que fue un centro clandestino de detención que funcionó durante toda la dictadura. Como valor excepcional, es el sitio más representativo del terrorismo de Estado basado en la desaparición forzada de personas, una modalidad que surgió en Sudamérica, es emblemática de la Argentina, y que está representada sobre todo en este lugar.

Como bien indicó el juez federal Sergio Torres, allí se llevaron a cabo todas las tareas que dan cuenta de la práctica sistemática de desaparición forzada: secuestro, análisis de información, lugares de reclusión y tortura, políticas sistemáticas de exterminio dentro del plan conocido como “vuelos de la muerte” (que necesitó de toda una infraestructura, una tecnología y una ideología concretas), nacimiento de bebés, trabajo esclavo, trabajo intelectual forzado. Todo eso mientras seguía funcionando como si nada el centro educativo de la Marina, que mantuvo sus actividades al mismo tiempo que llevaba adelante el exterminio.

Programa. Por eso, en el marco del programa de Unesco, impulsamos la candidatura entendiendo que el hoy Museo Sitio de Memoria ESMA es, además del sitio de conciencia más representativo de ese delito complejo de desaparición forzada de personas, un testimonio único y excepcional de la coexistencia de las instituciones del Estado con la represión clandestina y una representación del valor universal de la oposición pacífica al terrorismo de Estado y de la capacidad de persuasión del espíritu humano.

En las próximas semanas asumirá una nueva administración, que no tengo dudas de que apoyará, valorará y potenciará esta candidatura. El Museo, que nació al calor de cuarenta años de lucha del movimiento de derechos humanos, es hoy una institución ampliamente reconocida, dedicada a articular toda su actividad con los pilares de Memoria, Verdad y Justicia, a cuya vigencia se integra virtuosamente con una muestra permanente que exhibe las voces de los y las sobrevivientes y un guion basado en los testimonios de los juicios por delitos de lesa humanidad.

Algunos dicen que estos últimos años fueron de resistencia; otros decimos que las políticas de Estado vinculadas a la memoria están tan asentadas en la sociedad argentina que pudieron trascender al gobierno saliente y que, en esa línea, nuestro trabajo fue de continuidad. Con la nueva gestión ya asumida, seguiremos trabajando como hasta ahora, en articulación con las víctimas, los familiares, con las Madres y las Abuelas, y con el apoyo de la sociedad argentina que encontró en el Museo un espacio de acuerdo que tiene que ver con el nunca más al terrorismo de Estado. Un espacio donde todos y todas encuentran un canal de aprendizaje y de libertad de expresión, contrariamente a lo que fue antes el lugar, un espacio de tortura y de privación ilegítima de libertad.

En lo que respecta a la candidatura de Unesco, seguiremos trabajando en el expediente y en las recomendaciones, investigando sobre la historia del lugar y encontrando nuevas maneras de mirar ese pasado reciente. También trabajando en lograr el apoyo de la comunidad, con actividades que participen a los distintos sectores y los hagan dialogar. En ese camino, en diciembre visitará el Museo una delegación encabezada por Maider Maraña, coordinadora de la Cátedra Unesco de Paisajes Culturales y Patrimonio (España) y consultora internacional de gobiernos y de Naciones Unidas en derechos humanos y patrimonio. Y en marzo tendrá lugar una jornada pública con académicos y académicas de Colombia, Holanda, Italia y Argentina para reflexionar sobre la relación entre arquitectura, patrimonio y memoria.
La idea es continuar en 2020 con la redacción, para que contenga todo el corpus documental adquirido, más el aprendizaje de las actividades nacionales e internacionales que vinculen los ámbitos de la política y la diplomacia. Por último, esperamos entregar todo ese trabajo en 2021, a la espera de ser evaluados por Unesco para integrar el programa y tener la posibilidad de que el Museo pueda proponer una reinterpretación de la institución, ya no en el contexto de su indudable relevancia dentro de la historia argentina y regional, sino como contribución al patrimonio cultural del mundo.

*Directora ejecutiva del Museo Sitio de Memoria ESMA y responsable del plan de trabajo para la candidatura ante Unesco.

Link: https://www.perfil.com/noticias/elobservador/avanza-el-proyecto-de-que-el-museo-de-la-ex-esma-sea-patrimonio-mundial.phtml?rd=1&rd=1

“El camino de la candidatura va muy bien porque la memoria es una política de estado”

Alejandra Naftal, directora del Museo Sitio de Memoria Ex ESMA, habla con Pablo Caruso, Luis Pablo Giniger y Valeria Delgado en AM750 sobre la postulación del Museo a la Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco. “Estamos trabajando con un equipo interdisciplinario para poder llevar en septiembre de 2021 a la Unesco nuestro expediente, que […]

“La postulación ante la Unesco puede visibilizar nuestra historia y proteger este espacio”

La directora ejecutiva del Museo Sitio de Memoria ESMA habló con Germán Caballero y Matías Colombatti en Radio Continental sobre la postulación del Museo Sitio de Memoria ESMA a l Lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.

Link: https://ar.radiocut.fm/audiocut/alejandra-naftal-museo-sitio-memoria-esma-en-am-continental/

Funcionarios sudafricanos visitaron el Sitio de Memoria ESMA

Una delegación del departamento de Arte y Cultura de la República de Sudáfrica visitó el Museo Sitio de Memoria ESMA y participó de una reunión para conocer detalles sobre su postulación como Patrimonio de la Humanidad ante la Unesco, en el marco de la celebración de su cuarto aniversario.

La visita internacional estuvo liderada por el ministro de Arte y Cultura de ese país, Vusithemba Ndima, quien afirmó que “el Museo ya de por sí tiene un mensaje muy poderoso por la historia que ocurrió allí. Es un proyecto que la Unesco debería considerar porque está basado en consensos”, destacó el funcionario extranjero.

La visita se dio en el marco del plan de trabajo de la delegación sudafricana para crear el Museo de los Movimientos de Resistencia y Liberación, con el objetivo de exponer la historia que narre las atrocidades del régimen del Apartheid.

El director de Relaciones Institucionales del Museo, Sebastián Schonfeld, explicó en qué consiste su espíritu y el trabajo diario que allí se realiza.

Por su parte, Mauricio Cohen Salama, coordinador del Plan de Trabajo para la candidatura ante Unesco, destacó que el Museo Sitio de Memoria ESMA “es el sitio más representativo del terrorismo de Estado basado en la desaparición forzada de personas”.

Link: https://www.telam.com.ar/notas/201911/407091-funcionarios-sudafricanos-visitaron-el-sitio-de-memoria-esma-y-apoyaron-la-postulacion-ante-unesco.html

Delegados europeos visitaron la ex ESMA

Delegados culturales de distintos países de la Unión Europea visitaron hoy el Museo Sitio de Memoria ESMA. Allí, recorrieron las instalaciones de lo que fue el más terrible centro clandestino de detención de la última dictadura. Luego de visitar la muestra permanente participaron de una reunión en la que se presentó la candidatura del Museo a la lista de Patrimonio Mundial de la Unesco, el programa que tiene como propósito identificar y preservar los bienes que tienen valor universal excepcional.

La visita estuvo a cargo de la Directora Ejecutiva del Museo, Alejandra Naftal, quien además dio detalles del proyecto de postulación ante el organismo de Naciones Unidas. “Para nosotros lo importante es proteger este lugar, convencidos de que transmitir lo que ocurrió aquí ayuda a generar un ida y vuelta que fortalezca nuestra democracia”, señaló.

Naftal explicó que el lugar “no es solo un museo, es el resultado de años de lucha y de las convicciones de muchos organismos y sectores que fueron tenaces a la hora de sostener en agenda los temas de Memoria”. También destacó la “voluntad política del Estado argentino en impulsar y sostener la postulación, desde la apertura del Museo en 2015 hasta hoy”.

La delegación internacional estuvo encabezada por Jordi García Martínez, Jefe de la Sección Política de los Estados Miembro de la UE, quien destacó la importancia de las relaciones entre la Unión Europea y el Mercosur. “Hemos venido para comprender lo que sucede en este lugar y para ofrecer nuestra ayuda en lo que sea posible, esperando que la candidatura tenga éxito cuando sea presentada ante la Unesco. Hemos quedado muy impresionados por lo que hemos visto y por la calidad del trabajo que se hace aquí”, destacó.

El Plan de Trabajo fue presentado por el Secretario Ejecutivo del Instituto de Políticas Públicas en Derechos Humanos del Mercosur (IPPDH), donde se hizo la reunión, a metros del Museo. El paraguayo Juan Miguel Bibolini definió al IPPDH como un “aliado estratégico” del Museo y manifestó que la candidatura es importante “para darle impulso a la agenda de Derechos Humanos”.

La ESMA fue el principal campo de concentración de la dictadura que funcionó en la Argentina entre 1976 y 1983. La muestra describe las características de la represión ilegal basada en la desaparición forzada de personas. En 2017 se realizó la solicitud formal para inscribir el Sitio de Memoria ESMA en la Lista Tentativa de Patrimonio Mundial que elabora el Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco.

Link: https://www.pagina12.com.ar/224817-delegados-europeos-visitaron-la-ex-esma