Ser Mujeres

Ser mujeres en la ESMA
Testimonios para volver a mirar

Sigue expuesta en el Museo la muestra temporaria Ser Mujeres en la ESMA, testimonios para volver a mirar, basada en testimonios judiciales de las sobrevivientes sobre la violencia de género y diversos delitos sexuales cometidos por el Grupo de Tareas de la ESMA.

A partir de las nuevas sensibilidades que despierta el movimiento de mujeres en el presente y sus demandas en la calle, la historia de la ESMA es revisada a partir la perspectiva de género; una dimensión hasta ahora ausente en la exhibición permanente del Museo.

La violencia hacia las mujeres al interior de los centros clandestinos fue una expresión más de la violencia ejercida masivamente por las Fuerzas Armadas y de Seguridad. Estas prácticas a su vez se vieron íntimamente vinculadas a las que históricamente sufrieron las mujeres en la sociedad. Aquí en la ESMA sufrieron todo tipo de violencias y desarrollaron múltiples acciones en pos de la supervivencia.

La muestra reúne testimonios brindados por 28 mujeres sobrevivientes de este centro clandestino ante la Justicia, tanto en 1985 como en los juicios orales de lesa humanidad de la actualidad.

La exhibición cuenta con intervenciones silenciosas en distintos puntos de la muestra permanente del Museo y un sector con testimonios gráficos y audiovisuales que abordan diversas perspectivas de la experiencia concentracionaria desde la condición de mujer, tratando de generar un cruce generacional en la percepción de la temática. La muestra cuenta con el material fotográfico de coberturas colaborativas realizadas en 2017 y 2018 por Pandilla Feminista.

“Los guardias solían decir que las mujeres éramos mucho más peligrosas que los hombres”.
A. B. – Causa ESMA Unificada

“Lo más perverso que creo que ocurrió y que recién ahora después de muchos años hay mujeres que están reflexionando sobre esto y lo están denunciando es que todas y cada una de las que pasamos por la Escuela de Mecánica de la Armada fuimos víctimas de acoso sexual, y muchas fueron abusadas sexualmente y violadas”.
M. L. – Causa ESMA Unificada

“Las mujeres éramos su botín de guerra. Nuestros cuerpos fueron considerados como botín de guerra. Eso es algo bastante habitual, por no decir muy habitual…. en la violencia sexual y el utilizar o considerar a las mujeres como parte del botín es un clásico de todas las historias represivas, de las guerras… son innumerables los casos, forma parte casi de la cultura de la guerra y en este caso no fue una excepción. Hubo muchas variedades en las formas en que esto se produjo pero sí que hubo un tratamiento diferencial entre secuestrados hombres y secuestradas mujeres evidentemente”.
S. L. – Causa ESMA Unificada